BIENVENIDAS / OS a Los Amigos de los Iberos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

              

Número de Febrero  13 -02 -2005


 

 

Eslava Galán redescubre a los iberos en  "Los iberos. Los españoles como fuimos"

El libro de mr-ediciones, publicado en marzo de 2004, agotado en su primera edición


En este artículo, previa biografía y comentario de la contraportada, reproducimos parcialmente el capitulo 13.-Los santuarios,  donde se nombra a la presidenta de los Amigos de los Iberos, Pilar Palazón.

 


«

Juan Eslava Galán nació en Arjona, Jaén, el 7 de marzo de 1948, de una familia de olivareros. El paisaje que él vio desde pequeño fue  el de los olivos. Narra que la primera vez que salió de viaje a Sevilla con su padre , al sorprenderse del cambio de paisaje, preguntó:- Papá, ¿Aquí dónde tienen los olivos?

Las primeras letras las estudió en la escuela de Arjona con las monjas, para terminar a los 9 años en la enseñanza pública. En 1958 la familia se traslada a la capital para seguir Juan el bachillerato.

Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Granada y completó sus estudios en Inglaterra. En 1973 concursa con éxito a una cátedra de Instituto de Bachillerato y posteriormente se doctora en la Universidad de Granada.

En 1987 ganó el Premio Planeta con su novela "En Busca del Unicornio". Con la novela "El comedido hidalgo" en 1991 gana el Premio Ateneo de Sevilla y con la "Señorita" obtiene el premio Fernando Lara de 1998. En el 2002 publica "Historia de España contada para escépticos". Ha publicado cincuentaytantos libros.

 

En la  contraportada de su libro "Los iberos" se puede leer:  "En pleno proceso de construcción de una Europa unida conviene mirar atrás para saber cómo fuimos. Al hacerlo nos encontramos con nuestros antepasados iberos, grandes desconocidos para la mayoría de los españoles.

Con este libro, en el que la información fidedigna es compatible con el humor, redescubrimos a los iberos y, junto con ellos, a los mercaderes fenicios, los colonos griegos, los conquistadores cartagineses y los imperialistas romanos.

El mundo ibero va más allá de los restos del Cerro de los Santos y de Porcuna o de las damas de Elche y Baza. El creciente interés por quienes dieron nombre a la Península se ha visto reforzado por numerosos hallazgos arqueológicos que nos permiten saber más del pueblo al que algunos autores creen que debemos nuestro modo de ser y nuestra imagen internacional.

Una obra ampliamente ilustrada, con información actualizada sobre los descubrimientos más recientes, que muestra la faceta más viva de la Historia".

 


"Los iberos. Los españoles como fuimos"

LOS SANTUARIOS. Capítulo 13. Páginas. 120 y 121..

El santuario era un espacio al aire libre, quizá acotado para distinguir el recinto sagrado del resto. Había un altar para sacrificios y libaciones y una fuente para las abluciones.

 

Desde la época tartésica, el ritual de los santuarios se basa en la ofrenda que el devoto ofrece a la divinidad: un objeto de piedra, metal o cerámica.

 

Estrabón asegura que los iberos sacrificaban "animales, no seres humanos como hacen los cartagineses; recogen la sangre en una crátera y atenúan los gemidos de la víctima con el canto de los asistentes y el sonido de la flauta. Como los griegos, después del sacrificio los participantes comían la carne de la víctima sacrificial".

 

Parece que estos sacrificios cruentos no eran muy frecuentes y que la forma usual de trato con la divinidad consistía en las libaciones de agua, hidromiel, leche u otros líquidos. Quizá ofrecían también flores y luminarias de cera, de aceite o de sebo, o tortas cereales o cualquier otro alimento perecedero. Es posible que el ritual comprendiera la rotura de los cacharros en los que se había ofrecido la libación: en algunos santuarios se encuentran grandes depósitos de tiestos rotos cubiertos de ceniza.

 

¿Había imágenes de los dioses en los santuarios iberos? En unos casos se adoraría a los númenes invisibles que habitaban el lugar, espíritus asociados al paisaje o a una piedra o betilo; en otros, habría imagen, especialmente de la Diosa Madre, imágenes de madera profusamente vestidas y enjoyadas cuyo eco encontramos en las damas de Elche, en la de Baza, o en la de Obulco, la del museo de Jaén, con su serpiente en el hombro (la serpiente se asocia a lugares sagrados en el Mediterráneo). No es el único animal vinculado a la Diosa Madre. En algunas representaciones aparece con caballos o con cápridos y la diosa Astarté o Tanit suele relacionarse con la paloma. Todavía la virgen del Rocío, probablemente instalada sobre un santuario precristiano, se simboliza con una paloma blanca, si bien en su romería, de carácter piadoso y cristiano, no se realizan los actos sexuales que pudieran sugerir la pervivencia de rituales fenicios en el caso de Astarté, la diosa de la fecundidad.

 

A lo largo de Sierra Morena hubo varios santuarios ibéricos. El principal fue el Collado de los Jardines, en Despeñaperros, hace dos mil seiscientos o dos mil cuatrocientos años y relativamente cerca el de Castellar, en las Cuevas de Biche, cinco grutas alineadas al pie de un acantilado donde el santuario funcionó hasta época romana, aunque su esplendor corresponde a la época ibérica.

 

 

Plano de los principales santuarios iberos, entre ellos el Santuario de Los Altos del Sotillo de Castellar   Cámara principal del Santuario Ibero de Castellar

 

Plano de los principales santuarios iberos, entre ellos el Santuario de Los Altos del Sotillo, en Castellar

 Cámara principal del Santuario  de Castellar

 

 

 

 

Parece que la religión ibérica era positiva y maternal. No hay que conceder crédito alguno a los autores que se empeñan en hacernos creer que puede existir una maldición de los iberos para los que profanan sus lugares sagrados por motivos mundanos. Don Álvaro Cifuentes Martín, en un trabajo titulado "Continúa la maldición de los iberos" divulgado por Internet, sostiene que debido a esa maldición la señora doña Pilar Palazón Palazón, presidenta de una asociación ibérica, se dio una tremenda costalada el 6 de marzo de 1999 durante su visita al santuario de Castellar a consecuencia de la cual se fracturó el troquiter y hubo de permanecer escayolada durante un mes.

 


 

Comentario de nuestra redacción:

 

   Hemos investigado y efectivamente el "trabajo" "Continúa la maldición de los iberos",  citado en el libro de Eslava Galán, fue publicado en Internet en el año 2000, en la web de la asociación de defensa del Patrimonio "Amigos de los Museos de Castellar".

   Lo que narra Don Álvaro Cifuentes Martín es totalmente cierto...  pero de eso a que sea  verdad la "maldición de los iberos"...  Esta redactado en clave de humor, estilo "Bienvenido Mrs. Marshall"  y cuenta otras visitas, como una de los técnicos de la Diputación Provincial de Jaén, con final también cómico-trágico.

 

 

 

Visita el 6-3-1999 al Santuario de Castellar de los Amigos de los Iberos: La primera por la izquierda  es Pilar Palazón

 


 

.

El proyecto del Museo Ibero

  El desbloqueo de su construcción  en los periódicos:

<> Diario IDEAL <> Diario JAÉN <> Periódico "El Pais" <>

Casi todos los "viejos" documentos sobre la reversión


La Cultura Ibérica de Cartago a Roma: VII Curso de Arte y Arqueología Ibérica

         JAÉN 10, 11 Y 12 DE MARZO DE 2005

inscripción y matrícula    programa    ficha de preinscripción


Centro Andaluz de Arqueología Ibérica   Universidad de Jaén

Tlfno. 953 21 21 32    Estudios de Postgrado

 www.ujaen.es/serv/continua/cespec/index.html