Número de Septiembre  Actualizado  15 -11 -2006

 

"IBERIA, HISPANIA, SPANIA. UNA MIRADA DESDE ILICI"

       MUSEO DE LA BENEFICENCIA DE VALENCIA   abril-septiembre  2005   

 MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL  DE MADRID  15 noviembre-enero 2006

 

 

 

 

Museo de la Prehistoria en el "Centro Cultural La Beneficencia" de la Diputación de Valencia

 

Iberia, Hispania, Spania fueron nombres con los que se conoció la Península Ibérica entre el año 500 a.C. y el 500 d.C. los primeros textos se refieren a estas tierras como Iberia, término griego que se desplaza por el Mediterráneo, de oriente a occidente, a medida que lo fueron haciendo los propios griegos. Iberos fueron los habitantes de su franja mediterránea e iberos fueron también los habitantes de la Meseta meridional, de Andalucía y de buena parte de Aragón y de Cataluña.

 

 

Con Roma, Iberia se convierte en Hispania y este nombre se extiende a toda la Península, a una de cuyas provincias, la Tarraconense, pertenecieron los territorios que constituyen el ámbito de la exposición. En Hispania los romanos buscaron riquezas y materias primas, y a veces los recursos obtenidos, de grado o por la fuerza, permitieron sanear las arcas públicas. Ejércitos y comerciantes la recorrían de arriba abajo, y los soldados que se licenciaban tras muchos años de servicio militar se asentaban en el territorio, se casaban con mujeres indígenas y facilitaban un proceso de mestizaje cultural que posibilitó que, aparentemente al menos, Hispania se convirtiera pronto en Hispania Romana.

 

 

Los hispanorromanos ingresan en la administración, hacen carrera pública, se enrolan en los ejércitos, administran las cancillerías, llegan a los confines del imperio, incluso acceden al trono imperial. Pero este período de bonanza no duró mucho tiempo. Poco a poco, las ciudades van cayendo en manos de aquellos que los romanos consideraban bárbaros, pueblos de más allá de las fronteras, que se establecen en el seno del Imperio y fundan nuevos reinos. Desde sus bases en el norte de África, los romanos de Oriente, que nosotros llamamos bizantinos pero que ellos se consideraban a sí mismos romanos, comienzan la reconquista de la antigua Hispania, ahora Spania. Es una reconquista lenta, difícil, que apenas fue más allá de la costa mediterránea y que no llegó a fructificar. Estamos ya a las puertas de la invasión musulmana y de la Edad Media.

 

 

La exposición se diseñó a partir de esta evolución cultural, que se refleja en tres ambientes: Iberia Hispania, SpanÍa. Está vista desde elsolar de Ilici, una de las ciudades que perduró durante todo este tiempo, fue capital de la Contestania ibérica, colonia romana con el nombre de Colonia lulia Ilici Augusta, y obispado visigodo. Pero la exposición trata también de integrar a Ilici en el ámbito circundante: Carthago Nova por el sur, Lucentum y Valentia por el norte, Ilunum por el oeste, el mar y el Portus Ilicitanus por el este. Ilici estaba en la vía que recorría la costa mediterránea, y a un paso de las rutas marítimas que comunicaban las provincias occidentales entre sí y con Roma.

 

 

Objetos de uso cotidiano, testimonios históricos de primera importancia, vestigios de la vida económica, social y política, muestras de la ornamentación de edificios públicos y privados, elementos de comercio e intercambio, pinceladas de la vida y de la muerte, todo ello se refleja en los distintos ambientes de la exposición. Se intenta plasmar, en suma, la vida que discurrió por la ciudad de Ilici a lo largo de un milenio, un milenio en el que la ciudad vio mucha alegría, mucho dolor, mucho progreso y bienestar y mucho sufrimiento y tristeza. Un milenio en el que unas culturas nacieron, se desarrollaron y murieron; y en el que otras, ni mejores ni peores, sólo diferentes, ocuparon su lugar.

 

 

 

              

 


Reglamento de Actividades Arqueológicas  El uso de los detectores por Ignacio R. Temiño

Los arqueólogos y los detectoristas, por Álvaro Cifuentes Martín  Reflexiones sobre una afición, por J. Antonio González Tornos


 

El proyecto del Museo Ibero

 

  El desbloqueo de su construcción  en los periódicos:

<> Diario IDEAL <> Diario JAÉN <> Periódico "El Pais" <>

La demolición de la cárcel retrasará al 2007 las obras del Museo Ibero.

   El 5 de julio de 2006 se inició  el derribo


 

La noticia en el periódico IDEAL.  Centro de Documentación Virtual sobre el mundo ibero en  Jaén

Batsi en peligro por los expoliadores. 

Los principes esculpidos  de Porcuna, por Ricardo Olmos del Instituto de Historia CSIC.

Este yacimiemto de CÁSTULO es una ruina.  Castellar reclama a Cataluña sus vasos iberos