Número de Septiembre  28 -09 -2006

 

 

El inicio del Museo Ibero se retrasa por el derribo de la cárcel

               El 5 de julio de 2006 se inició  el derribo

 

Fuentes: Diarios IDEAL, EL PAÍS, periódicos digitales y archivo. Abril a septiembre de 2006

 

 

La cárcel ya es historia: Puerta y balcón del edificio de entrada en el  Paseo de la Estación

Antecedentes

 

En el mes de abril, debido a las obras del colindante aparcamiento subterráneo Avenida, responsabilidad del Ayuntamiento de Jaén, se detectan unas grietas en la cárcel.

El Ayuntamiento de Jaén continua las obras del aparcamiento  porque las grandes grietas surgidas en el cercano edificio de la antigua cárcel «son en su interior  y porque la construcción de la estructura de hormigón del parking detendrá el movimiento del terreno». (sic)

La Delegación de Cultura había pedido  la paralización de las obras que el Consistorio jiennense lleva a cabo para la construcción del aparcamiento por entender que ese era el motivo de las grietas.

Obras del aparcamiento en primer término, con el  solar de la cárcel  al fondo

 


 

Tras la visita efectuada en la mañana del 12 de abril a las obras del aparcamiento y al interior de la cárcel, la Junta y el Ayuntamiento acuerdan rebajar el muro exterior de la cárcel y en prevención Cultura anuncia la demolición del presidio en julio, para iniciar después las obras del Museo Ibero. La visita fue efectuada por los responsables de la Delegación de Cultura y del Ayuntamiento de Jaén, los técnicos de ambas administraciones, la empresa constructora del parking y  los concejales socialistas.
El concejal responsable de la Policía Local, Bomberos, Tráfico y Transportes, Miguel Ángel García Anguita, explicó que, según el informe de los técnicos, «el Ayuntamiento está autorizado a continuar con las obras porque las grietas se encuentran en un pabellón interior y no suponen un peligro para los ciudadanos». «No hay motivos para la alarma, ya que las grietas están en un muro interior que se encuentra cerrado», afirmó el concejal.


 

 

  Solar donde se construirá el Museo. Septiembre 2006. Foto tomada desde el  Paseo de la Estación

 

Demolición

La demolición estaba prevista de forma parcial para poder hacer el Museo Ibero, no iba a ser total ya que el nuevo proyecto conservaba la parte central del presidio. La Junta de Andalucía  ha mantenido el plazo de dos meses para demoler totalmente la cárcel vieja, por lo que los trabajos han terminado en septiembre de 2006, habiendo empezado el derribo a primeros del mes de julio una vez acabado el curso escolar, con el fin de no perjudicar aún más el tráfico rodado de la capital. De hecho, el solar que durante casi ochenta años albergara el presidio, junto al Paseo de la Estación, se encuentra a la fecha de hoy, 28 de septiembre de 2006, totalmente vacío y sólo restan la últimas labores para dejarlo expedito.

Las garitas se han desmontado piedra a piedra y será uno de los testigos del pasado de la cárcel, que se incorporen al futuro Museo Internacional Ibero.

Las obras fueron declaradas de emergencia a raíz de las grandes grietas aparecidas en los muros y que no paraban de crecer desde que en el solar contiguo se ahondara para construir el aparcamiento subterráneo Avenida.

En primer término edificio de entrada y los pabellones, con el edificio octogonal central al fondo

 De ahí que el derribo de la cárcel se anticipara, pues estaba previsto tirarla para poder hacer el Museo Ibero, para cuando concluyeran los estudios arqueológicos y conservando la parte central para integrarla en el nuevo edificio.

 

El proyecto: Fachada principal  al Paseo de la Estación

El proyecto


A la vista del solar, la Junta ha optado por reformar el proyecto técnico del Museo Ibero de los arquitectos Javier Maroto y Álvaro Soto,  que ganaron el concurso internacional de ideas, por lo está siendo modificado, pues contemplaba la integración de la parte central del presidio.

Ha cambiado el proyecto ganador del concurso  por causas ajenas a la voluntad de la Junta  «se intentará que no haya retrasos en las obras», cuya adjudicación está prevista para finales de este mismo año, afirmó la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres,  que no descarta que el Museo Ibero sufra un nuevo retraso, aunque intentará que no sea así.
La consejera informó en el mes de julio de que  la demolición de la vieja cárcel se realizaría mediante unas obras de emergencia, con el fin de evitar que el edificio se desplome tras las grietas aparecidas junto a las obras del aparcamiento Avenida. Estas grandes grietas  crecieron al ritmo de 9 a 10 centímetros al mes. Posteriormente se hará un nuevo estudio geotécnico y la segunda fase de la excavación arqueológica.

Inventario


Dos técnicos hicieron el inventario con aquellos elementos que podrían conservarse y, en algún caso, integrarse en el proyecto del Museo Ibero. Así, se ha salvado la veleta  que remata el edificio octogonal central (ver a la derecha), las rejas y las garitas (abajo), que han sido desmontadas piedra a piedra para su posterior reconstrucción. Este inventario fue realizado por el jefe de servicio de Instituciones y el director del Museo Provincial de Jaén, don José Luis Chicharro.


 

                                          

           Fachada principal con la puerta de entrada, rejas y

  garitas conservadas

 

Acuerdo

La antigua cárcel provincial de Jaén ha permanecido cerrada más de una década, tiempo en el que los representantes políticos de las distintas administraciones ensayaron todas las fórmulas posibles para enredar un proyecto e impedir darle un uso a la codiciada parcela, para la que se propusieron todo tipo de equipamientos posibles (rectorado, teatro, palacio de congresos, etcétera).
Pero, tras innumerables declaraciones, recetas, protocolos, promesas, anuncios y fechas, en diciembre del año 2004, la ministra de Cultura y hasta poco meses antes consejera de Cultura, Carmen Calvo, el delegado provincial del Ministerio de de Economía y Hacienda, José Luis Arquillos Llera, y el alcalde de la ciudad, Miguel Sánchez de Alcázar Ocaña, sellaron por fin la cesión de la cárcel vieja y de los terrenos, 9.689 m2, para que el Ayuntamiento de Jaén la cediera a su vez a la Consejería de Cultura y que hiciera el museo.

 

 

Historia

77 años antes, el Ayuntamiento de Jaén vendía a la Diputación Provincial la huerta de La Moriana, Marroquíes Altos, Ribera y Callejones de Peñamefécit o de la Puerta del Sol. Un solar que la Diputación cedió acto seguido al Estado para que hiciera la cárcel. De ahí que la Diputación reclamase durante años su reversión.
Aunque el litigio entre las administraciones central y provincial data de mucho antes, casi desde el principio, pues en cuanto el arquitecto determinó la superficie necesaria para hacer la cárcel, la Diputación reclamó, en 1927, la devolución de los 3.880 metros cuadrados sobrantes al entonces Ministerio de Gracia y Justicia.
Pero la reclamación de la Diputación, reiterada en 1974, 1985 y 1988, no tuvo éxito. Y eso que por entonces -en los años veinte del siglo pasado- pagó 237.902 pesetas de la época al Ayuntamiento, todo un capital, a razón de 6 pesetas el metro cuadrado, más una cantidad en efectivo ya que era perentoria la construcción de la cárcel, pues la prisión del antiguo Convento de la Coronada estaba en muy malas condiciones.
Por todo ello, durante la pasada década, la Diputación pleiteó en los tribunales, para recuperar la propiedad de lo cedido gratis. Al final retiró el recurso judicial tras el acuerdo alcanzado en 1998 entre todas las administraciones para que el Estado cediera el terreno al Ayuntamiento y que éste entregara su uso a la Junta de Andalucía y que construyera el Museo Ibero. La idea del museo la lanzó en febrero de ese mismo año el presidente de la Diputación, Felipe López García.

 

 

 

 

Solares (9-2006) donde se construirá el Museo, con la Delegación de Hacienda al fondo

 

 

Edificio de Hacienda


Tras los titubeos iniciales lógicos, todas las administraciones públicas apoyaron la construcción del museo, al tiempo que el Ministerio de Economía y Hacienda se reservaba una parte de los terrenos, a espaldas del presidio, para hacer el nuevo edificio de la Agencia Tributaria, lo que hace poco se desestimó para no saturar de edificios aún más la zona. Y eso, a pesar de que el proyecto técnico ya estaba redactado y la maqueta presentada. En su lugar se eligió una parcela de la Junta cercana al parque del Bulevar, lo que ha supuesto un nuevo retraso, pese a que en su día el Gobierno central y la Junta de Andalucía garantizasen que no sería así.
 

Reversión


La solicitud de que la cárcel revirtiera a la ciudad para construir un equipamiento sociocultural data de 1991. Pero el Gobierno socialista no estaba entonces por la labor y quería hacer nuevas cárceles vendiendo las antiguas, por lo que pidió 1.400 millones de pesetas, que luego rebajó a 877. En 1996, la entonces secretaria de estado de Justicia, María Teresa Fernández de la Vega, habló de un preacuerdo con la Junta para venderla en 400 millones, y el presidente Chaves prometió comprar los terrenos y cederlos a la ciudad. Luego vino la victoria del PP en Jaén y Madrid, y todo se complicó, hasta el acuerdo de 2004.

 

Se retrasa a final de año

 

La demolición anticipada demora el estudio arqueológico y modifica el estudio geotécnico y el proyecto de ejecución La Junta está preocupada por la estructura del subsuelo.

La demolición parcial, que no total. de la cárcel vieja estaba contemplada en el proyecto técnico del Museo Ibero. La diferencia puede parecer mínima, ya que el nuevo museo apenas iba a conservar «la huella» del antiguo presidio, pero es lo suficiente como para que los arquitectos tengan que reformar el proyecto, puesto que como mínimo se iban a dejar las paredes de la torre octogonal central para que sirvieran de amplio recibidor-atrio del Museo Ibero.

«De la cárcel no se va a mantener absolutamente nada»: A la vista del solar está claro que no era aconsejable dejar ningún muro para el museo. Sólo se han salvado la veleta, algún zócalo cerámico, alguna reja y las garitas. Elementos simbólicos guardados en el Museo Provincial y cuya incorporación al nuevo museo dependerá de los arquitectos, según dijo le delegada.

Con todo, el principal contratiempo obedece a la alteración de la estructura del suelo por el desplazamiento del terreno causado por las obras vecinas del aparcamiento subterráneo Avenida, tal y como ayer explicó la delegada provincial de la Consejería de Cultura, Francisca Company. «Tenemos que hacer nuevos estudios geotécnicos puesto que los anteriores ya no valen y casi seguro que habrá que modificar la cimentación del museo» prevista en el proyecto técnico inicial.
El deslizamiento originó grandes grietas en los muros de la cárcel, por lo que la Delegación de Cultura decidió posponer la segunda fase de las excavaciones arqueológicas ante el peligro de derrumbe. En la primera fase se hicieron nueve catas y lo que apareció y la importancia de esta zona arqueológica en que se halla aconsejaron ampliar el estudio arqueológico.

 

 

 

Una década de lucha: Dentro de las manifestaciones de la Asociación Amigos de los Iberos en favor del Museo, en marzo de 1997 se colocó en el balcón de la cárcel una pancarta pidiendo su conversión en Museo Ibero. Nótese el nombre escrito en la tela: "Museo de Arte Ibérico"

Manifiesto de la Asociación Amigos de los Iberos

 

 

Una década

Antes de comenzar a construir el Museo Ibero habrá que hacer dos estudios y la modificación del proyecto. Además, en función de los resultados, el retraso puede variar.

El delegado del Gobierno andaluz en Jaén, Francisco Reyes, apuntó a principios de septiembre que posiblemente las obras podrían empezar antes de que acabe el presente año de 2006, si bien la delegada de Cultura prefiere no dar fechas. «Sólo puedo decir que estamos trabajando en todo momento y que nuestro objetivo es empezar cuanto antes».

En cualquier caso SE CUMPLIRÁN EN EL 2007 10 AÑOS DE LUCHA POR EL MUSEO INTERNACIONAL IBERO.
En noviembre del 2005 la Junta anunció que sería a mediados de 2006 cuando comenzaría la construcción del museo (anteriormente las previsiones señalaban el mismo 2005). Es una una ilusión que ya tiene una década y ha sufrido todo tipo de vicisitudes.
Respecto a la demolición, Company repitió de que sólo queda por hacer una parte del vallado perimetral y la limpieza general del solar. «La Junta ha cumplido el plazo marcado en julio (dos meses) y sin ningún problema por el trasiego de los camiones. Estamos muy contentos», afirmó.

 

Cronología

 

Año 1927: La Diputación compra los terrenos al Ayuntamiento de Jaén y los cede al Estado (237.902 pesetas) para que haga la prisión.
1991: Construcción de la nueva prisión Jaén II. El Estado aprueba el Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios para vender los antiguos y financiar los nuevos.
1992: El Parlamento andaluz aprueba solicitar la reversión gratis a la ciudad para uso socio-cultural.
1993: PSOE, PP, IU y PA forman la Comisión Especial para la Cesión de la Cárcel y sin coste alguno.
1995: Chaves promete comprar los terrenos para la ciudad.
1998: El presidente de la Diputación propone el museo y meses después se firma el preacuerdo.
2001: Acuerdo de cesión.
Diciembre 2004: Firma de la cesión a Jaén (9.698 m2) y, simultáneamente, puesta a disposición de la Junta para que haga el Museo.
Noviembre 2005: La Junta presenta la maqueta del Museo, cifra su coste global en 18 millones de euros y su posible terminación para el año 2008.

   

 


 


 

El 5 de julio se inició el derribo de la cárcel

La noticia de la demolición en el periódico IDEAL.

El proyecto del Museo Ibero

 

  El desbloqueo de su construcción  en los periódicos:

<> Diario IDEAL <> Diario JAÉN <> Periódico "El Pais" <>

 

Casi todos los "viejos" documentos sobre la reversión

 


 

  Centro de Documentación Virtual sobre el mundo ibero en  Jaén

Batsi en peligro por los expoliadores.  Iberia, Hispania, Spania.  Una mirada desde Ilici.

Los principes esculpidos  de Porcuna, por Ricardo Olmos del Instituto de Historia CSIC.

Este yacimiento de CÁSTULO es una ruina.  Castellar reclama a Cataluña sus vasos iberos

 


 

Reglamento de Actividades Arqueológicas  El uso de los detectores por Ignacio R. Temiño

Los arqueólogos y los detectoristas, por Álvaro Cifuentes Martín  Reflexiones sobre una afición, por J. Antonio González Tornos