BIENVENIDAS / OS a Los Amigos de los Iberos

Número de Agosto:  1 -08 -2004


 

El Ayuntamiento de Castellar compra el Santuario Ibero

Ya se ha inscrito la propiedad en el Registro y se espera que la adecuación de Los Altos del Sotillo esté lista en un año.

 

 8 de julio de 2004

ANTONIO ORDÓÑEZ /JAÉN

 

 

 

La Asociación Amigos de los Iberos y la de los Museos de Castellar venían desde hace años reivindicando esta medida

El Ayuntamiento de Castellar ha entregado el 3 de julio de 2004 las escrituras públicas de Los Altos del Sotillo en el Registro de la Propiedad y se espera que en pocos días aparezca ya el consistorio como titular y propietario de estos terrenos donde se encuentra este importante yacimiento ibero. El alcalde de la localidad, Juan Escudero Sánchez, se mostró muy satisfecho porque este asunto, que estaba pendiente desde hace más de cuatro años, se haya ya aclarado y Castellar puedan en poco tiempo incrementar su patrimonio cultural. 

El próximo paso, según el alcalde, será acondicionar la zona (vallado, desbrozado, allanado, etc.) y construir el centro de interpretación. 

 

 

 

 

 

 

 

Piezas recuperadas por la Guardia Civil de expolios en Castellar. / IDEAL

Según Escudero, las primeras actuaciones se van a realizar a través del Proyecto Generador de Empleo del Inem. Hace unos años la Diputación libró una partida de 600.000 euros para poner en valor la zona pero al final no llegó porque no se había realizado la compra del terreno. 

No obstante, Escudero espera que el ente provincial colabore en la adecuación de esta zona. En este sentido, el alcalde ve posible incluir las obras en el Programa Operativo Local que desarrolla la Diputación, como han hecho otras localidades en yacimientos similares. Con respecto a la fecha en la que todo esté listo, el alcalde dice que espera que en un año todos los trabajos estén finalizados.

Desde la  Asociación de Amigos de los Museos de Castellar  la compra de los 'Altos del Sotillo' ha sido una buena noticia puesto que desde hace años venían reivindicando esta medida. Su presidente, Mariano Muzas, se mostraba ayer satisfecho porque «era algo muy esperado desde hace años». Muzas confía en que los siguientes pasos (vallado de la zona, desbrozado, allanado de caminos, proyecto del centro de interpretación, etc.) se sucedan rápidamente para que en el menor tiempo posible todo esté habilitado.

No obstante, el presidente de la Asociación insiste en lo negativo que ha sido el retraso en la compra. «Por un lado -señaló Muzas- porque el expolio ha sido mucho mayor; y en segundo lugar porque hace unos años la Diputación había librado una partida de 600.000 euros para adecuar la zona y tuvo que retirar este dinero porque la compra no se había realizado».

             CRONOLOGÍA

Desde que surgió la idea de comprar este yacimiento hasta que la adquisición ha sido una realidad los pasos han sido muchos y dificultosos.

F Año 2000: Tras el diseño del proyecto de 'Viaje al Tiempo de los Iberos' (el Santuario de Castellar es la segunda etapa del programa) se empieza a estudiar la idea. En ese momento, el alcalde de la localidad, Antonio Robledo, estudia la posibilidad de alquilar la finca pero se encuentra con el problema de que la Diputación, que era la que iba a librar el dinero, no puede invertir en suelo particular

F Junio 2000: Asume el puesto como alcaldesa Inmaculada Ortega. Empiezan las conversaciones con los Hermanos Romero para transferir el terreno. Desde la Asociación Amigos de los Museos se pide una y otra vez que la venta se haga realidad

F Diciembre 2002: Cuando la venta del terreno parece que va a ser una realidad y la Diputación ha presupuestado el dinero para adquirirlo y para la inversión posterior se vuelve a parar el proceso porque la familia propietaria no cuenta con las escrituras.

F Enero 2003: Toma el mando del Consistorio de Castellar Juan Escudero Sánchez. Se reactiva todo el proceso para buscar esas escrituras y hacer posible la compra.

F Junio-Julio 2004: El Ayuntamiento compra definitivamente la finca en la que se encuentra el yacimiento. Tras la inscripción en el Registro, en breve comenzará la adecuación de la zona.

 

.